Teleobjetivo Sigma 100-400 Contemporary

Desde hace años, marcas como Sigma, o Tamron, constituyen una excelente opción para disponer de buenos objetivos a precios más económicos que los ‘oficiales’ que cada marca dispone. Estas segundas marcas, en muchas ocasiones, han logrado resultados espectaculares, porque no se limitan a producir lentes en las gamas media y baja. También proponen objetivos de grandes aperturas y tecnología punta que, en poco tiempo, el boca a boca convierte en auténticos chollos para profesionales y aficionados avanzados.

El que presentamos hoy no es un objetivo profesional de gran apertura, pero sin duda estamos hablando de un fantástico teleobjetivo para fotógrafos avanzados y aficionados que dará mucho que hablar y que ya lleva la etiqueta de ‘superventas’ al poco de salir al mercado. Se trata del Sigma 100-400mm f/5-6.3 HSM OS Contemporary, que la marca fabrica con monturas para Canon y Nikon.

Las letras HSM en su título nos anuncian que se trata de un objetivo con motor ultrasónico, lo que ofrece una velocidad de enfoque sorprendente muy superior a lo que deberíamos esperar de su gama. Y este es su gran mérito, que por un tele de gran alcance tan ligero (pesa solo 1,160 kg), obtendremos resultados excepcionales en fotografía deportiva, de naturaleza, o en viajes. Sin duda ese es el concepto que ha ido a buscar Sigma: un teleobjetivo ligero (y silencioso) para llevar en el bolso que dé resultados excepcionales en rapidez y enfoque aunque eso suponga sacrificar un poco la luminosidad.

Y ahí, para compensar esta luminosidad limitada cobran importancia las letras OS que culminan su nombre, el estabilizador óptico, que se activa a través de un interruptor en el mismo objetivo con tres posiciones. La primera en Off, porque en ocasiones no es necesario el estabilizador óptico, ya que si hay mucha luz, da un pelín de retraso y puede ser molesto en fotografía deportiva o si ya se está usando un trípode). La segunda activa el estabilizador óptico (da resultados sorprendentes, en 400mm ‘congela’ y evita el temblor en algunos casos hasta a velocidades de 1/40, lo que se agradecen imágenes con poca luminosidad). El tercer ‘switch’ es para imágenes en paneo, es decir, pensando en disparar en movimiento, y generando un bonito efecto de recorte de la imágen principal con el fondo.

El objetivo sorprende por su tamaño. Que un 100-400 consiga solo un diámetro de 67mm habla del esfuerzo que ha puesto la marca por lograr un tele compacto. El objetivo se compone de 21 elementos ópticos en 15 grupos y 4 lentes SLD (super dispersión baja).

Es un objetivo motorizado y electrónico, por lo que lleva un dock para conectar al ordenador y actualizar su firmware cuando SIGMA lo vaya mejorando o adaptando a nuevas cámaras.

En definitiva, una opción más que interesante para disponer de un tele que llega a los 400 mm, una distancia focal que se agradece en fotografías como las de naturaleza o deportes. Y si además esa calidad la trae un objetivo ligero, que puedes llevar siempre en tu bolsa de la cámara… bingo.

Posts created 70

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top