¿Pensando comprar una maquinilla de afeitar eléctrica?

Hoy vamos a darte algunos motivos para los que podrías decidirte a comprar una maquinilla de afeitar eléctrica y dejar de lado tu tradicional hábito de la cuchilla y la espuma.

Recuerda, primero, que hay varios tipos de maquinillas de afeitar eléctricas, con diferencias importantes en el precio y en sus capacidades, pero principalmente son dos, las de lámina (las que son planas por la parte de por arriba), y las rotatorias (las que tienen dos o tres ruedas). Aparte, para otro día, quedan los cortabarbas. cortapelos o depiladotes.

Así que toma nota, porque te conviene una maquinilla eléctrica si…

1) Te afeitas a diario

Si eres de los que un solo día sin afeitar te convierte en el increíble hombre barbudo, o simplemente te cambia el aspecto habitual, deberías hacer el cálculo de cuánto tiempo dedicas a la ceremonia diaria de afeitarte con cuchilla y espuma. Después saca el cálculo de cuanto tiempo a la semana supone, cuánto tiempo al mes, cuantas horas al año… te darás cuenta de que realmente has dedicado muchos días enteros al afeitado. Las maquinillas de afeitar eléctricas modernas te permiten que el momento de afeitarse sea, además de mucho más rápido, más eficiente: no tienes que estar tan pendiente del apurado que consigues con la cuchilla. Puedes hacer dos cosas a la vez, como afeitarte y leer en la tablet, por ejemplo.

2) Tienes la piel sensible

Si te pensabas que por ser de piel fina te la juegas por comprar una máquina eléctrica, estás equivocado. Hay modelos en el mercado diseñados precisamente para pieles sensibles. Verás lo rápido y fácil que se acostumbra tu piel al afeitado con máquina. La vida es más fácil, porque recuerda que también tenías que tener mucho cuidado con las cuchillas, o cambiarlas más a menudo de lo habitual. Además, y esto es importante, desde hace tiempo hay modelos de máquinas eléctricas que permiten el afeitado con espuma. Eso ya es tratar como una reina a tu sensible piel. La única precaución ante eso, recuerda, es que debes enjuagar bien después de los afeitados para que la máquina dure y funcione como el primer día.

3) Sueñas con afeitarte en la ducha

Otra de las cosas que pueden facilitar tu dura existencia mañanera es tener una maquinilla eléctrica resistente al agua, y por lo tanto pensadas para afeitarse en la ducha. Además recuerda que el calor del agua y el vapor te abren los poros de la piel, con lo que hacen que el pelo se corte con más facilidad al ablandarse. Si al final te decides por una máquina que no sea resistente al agua, recuerda que justo después de ducharse, el afeitado suele ser más rápido y fácil.

y 4) ¿Apurado perfecto?

Y una última cosa… no te vayas a creer el cuento de que una máquina eléctrica nunca deja la piel tan fina y apurada como una cuchilla. Con el desarrollo tecnológico y la investigación con la que han avanzado las afeitadoras, uno puede realmente alucinar con el apurado y lo bien que tratan a la piel las máquinas eléctricas. A veces hay que demostrar que una frase tan repetida, precisamente por repetida, no tiene nada que ver con la verdad.

Posts created 70

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top